¿Qué es una estrella fugaz?

Las estrellas fugaces se observan como estrellas que rápidamente cruzan el cielo, pero no son estrellas. Una estrella fugaz es realmente una pequeña pieza de piedra o polvo que desde el espacio golpea la atmósfera de la Tierra. Se mueve tan rápido que se calienta y brilla al moverse a través de la atmósfera. Las estrellas fugaces son realmente lo que los astrónomos llaman meteoros. La mayoría de los meteoros se queman en la atmósfera antes de que lleguen a tierra. Sin embargo, alguna vez un meteoro es tan grande que llega a sobrevivir y alcanza la superficie de la Tierra.

La lluvia de “estrellas” sucede cuando un cometa pasa por el interior del Sistema Solar, la interacción con el viento solar hace que su superficie se active. Los gases y materiales de la superficie del cometa salen despedidos al espacio, y pasan a orbitar al Sol en órbitas muy similares a las de su cometa de origen. Así se forma una corriente o anillo de partículas, denominado técnicamente enjambre de meteoros. La órbita terrestre cruza algunos enjambres de cometas de periodo corto, produciendo lluvias de meteoros anuales, como las Leónidas o las Perseidas. Cuando la actividad de una lluvia de meteoros sobrepasa los 1000 meteoros por hora, se la denomina tormenta de meteoros.

Se cree que algunos asteroides pueden ser cometas exhaustos, cometas que han perdido todos sus elementos volatiles. Por eso algunas lluvias tienen como cuerpo progenitor a asteroides. Es el caso de las Gemínidas, que se encuentra en la órbita del asteroide (3200) Phaeton.

Así que ahora, ya sabiendo de qué se trata, cuando le pidas un deseo, pedile que no te caiga ninguna “estrella fugaz” encima.

Era creencia común que las estrellas fugaces eran fenómenos atmosféricos y de ahí su nombre de meteoros. En 1834 Denison Olmsted publicó un estudio sobre la actividad de la lluvia de meteoros que se observó en noviembre de 1832 y 1833. Calculó que el punto celeste de donde parecían radiar los meteoros era la constelación de Leo y propuso que las estrellas fugaces provenían de una nube de partículas situada en el espacio. Tras revisar los registros históricos, Wilhelm Olber determinó que el periodo de las tormentas de Leónidas era de 33-34 años realizando una predicción de nuevo máximo para 1866. En 1867, dos años más tarde del descubrimiento del cometa 55P/Tempel-Tuttle, Giovanni Schiaparelli y otros astrónomos se dieron cuenta de la similitud de las trayectorias de las partículas de las Leónidas y el cometa y concluyeron que la “nube espacial” de Denison, las Leónidas, tenían su origen en el cometa 55P/Tempel-Tuttle.

Los babilonios fueron los primeros en dejar la huella de su observación de lluvias de meteoros. Se encontraron tablillas con escritura cuneiforme que datan del año 747 a.C. donde se refleja esa observación. Más adelante fueron los chinos que el 6 de marzo del año 687, durante la dinastía Chou, y ante un gran estallido de las Líridas escribieron: “A media noche, las estrellas comenzaron a caer como lluvia”, en obvia alusión a los meteoros.

Desde entonces, se han asociado casi todas las lluvias anuales de meteoros con cometas, ya sigan vivos o se hayan extinguido. Sin embargo, hasta finales del siglo XX los astrónomos carecían de herramientas para predecir con exactitud cuándo y con qué intensidad se van a producir tormetas de estrellas fugaces. En 1999 varios astrofísicos desarrollaron y probaron por primera vez modelos de dinámica de meteoroides. Estos modelos realizan una aproximación de cómo evolucionan las nubes de materiales expulsadas en cada perihelio (aproximación al Sol) del cometa padre. Las nubes de material reciente poseen material fresco y denso, mientras que las nubes producidas hace varias revoluciones se encuentra más disperso. Las actividad inusualmente alta sólo se produce si la Tierra se encuentra de lleno con una de estas nubes. El modelo puesto a prueba en las Leónidas de 1999 consiguió acertar con precisión de minutos la hora exacta del máximo, no así la actividad máxima.

Algunos textos sacados de Wikipedia

8 Comments

  1. romina

    Viernes, 24, octubre, 2008 at 11:43 am

    entonces lo k pedis de deceo no te lo cumple k lastima yo le pedi muchas cosas lo k opino es k esta muy interesante pero muy muy muy aburrido
  2. lleeoo

    Lunes, 22, junio, 2009 at 10:26 pm

    hay q ser estupido para pedir un deceo a una estrella. no!!!????jajaja
  3. daniel

    Domingo, 26, julio, 2009 at 7:38 pm

    no era lo que busca peo gracias ojala que a muchos si les halla serbido ados
  4. santiago

    Jueves, 22, octubre, 2009 at 7:54 pm

    no era lo que buscaba pero ojala que a otros les sirva
  5. zsum3

    Martes, 16, marzo, 2010 at 3:26 pm

    zsum2
  6. naomi

    Sábado, 10, julio, 2010 at 7:32 pm

    hola te amo te mo mil beces
  7. maxi

    Miércoles, 24, noviembre, 2010 at 9:45 pm

    Hay q ser gil para pedir un deseo

    BESTIA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  8. Pingback: mominis1999

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Sumate a nuestros perfiles sociales

Sumate a nuestros perfiles sociales