El regreso de Los Pumas

0
908

El grueso de los integrantes del seleccionado argentino de rugby llegó anoche al país.

El grueso de los integrantes del seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, llegó anoche de regreso al país y recibió una calurosa recepción de más de medio millar de aficionados que se dieron cita en el aeropuerto de Ezeiza para agasajarlo.

Los jugadores que, con el entrenador Marcelo Loffreda a la cabeza, desembarcaron en Ezeiza apenas 10 minutos antes de las 22.00, fueron Horacio Agulla, Patricio Albacete, Rimas Alvarez, Manuel Contepomi, Ignacio Corleto, Martín Durand, Ignacio y Juan Martín Fernández Lobbe, Nicolás Fernández Miranda, Omar Hasán, Mario Ledesma, Juan Manuel Leguizamón, Gonzalo Longo, Federico Martín Aramburú, Lucas Ostiglia, Rodrigo Roncero, Martín Scelzo, Hernán Senillosa, Federico Serra y Federico Todeschini.

El bronce pesa. Un micro con la inscripción «Vamos lento, porque el bronce pesa», en alusión al tercer puesto alcanzado por Los Pumas en el mundial de Francia, donde Sudáfrica fue campeón e Inglaterra su escolta, fue rodeado por los fervorosos aficionados, que sin distinción de edades ni sexos, la mayoría enfundados en camisetas del seleccionado o de otros clubes, se pusieron a cantar junto a los jugadores.

El «vamos, vamos, Argentina, vamos, vamos…», dominó el ambiente en la terminal del espigón internacional del aeropuerto de Ezeiza a donde arribó el charter que 12 horas antes había despegado desde París.

De traje. Los «hinchas» y los rugbiers, vestidos con impecables trajes negros y camisas blancas, saltaban y cantaban al unísono, mientras hacían flamear banderas argentinas por doquier.

«No esperábamos este recibimiento, así que estamos muy contentos. A medida que avanzaba el campeonato nos ilusionábamos, porque sabíamos que el sacrificio y la buena preparación tenían que darnos frutos», expresó Agulla apenas descendió del avión.

«Personalmente estoy contento de haber jugado todos los partidos de la zona. Estuvimos muy bien de la cabeza y por eso le ganamos a Francia los dos partidos. En cambio contra Sudáfrica cometimos muchos errores tontos y por eso perdimos bien», completó Agulla.

Por su parte Federico Todeschini directamente calificó al tercer puesto obtenido en el mundial de «fantástico».

Un sueño. «Estar terceros en el mundo no se lo imaginaba nadie. Y perder con el campeón del mundo, Sudáfrica, es comprensible, porque nos ganó bien, sin excusas», describió.

«Sabíamos de la repercusión en Argentina era grande, pero no imaginábamos semejante recepción», admitió finalmente el pateador Todeschini, quien anunció que en pocos días estará de regreso en Europa, para proseguir allí su carrera.

Los que en cambio siguen en el Viejo Continente son Agustín Pichot, Juan Martín Hernández (retornará mañana a las 7.15 en vuelo de Air France), Felipe Contepomi y Martín Schusterman, quienes permanecen en Francia para intervenir mañana en la cena organizada por la International Rugby Board (IRB), en la que se premiarán a equipos, entrenadores y jugadores más destacados de la temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here