El Baile de un Hijo :(

2
813

Ante la falta de respuestas de once futbolistas, la hinchada de San Lorenzo, sustendada por cuarenta mil almas, fue lo rescatable de una de las peores tardes de la historia azulgrana. El planeto fue inválido ante el juego de Boca. Se buscan excusas.

El sol caía y las caras largas asomaban. La desazón y el desconcierto entre la multitud que colmó el Pedro Bidegain eran síntomas de una desventura ya histórica.Boca justificó sus ocho ataques con siete goles, mientras que San Lorenzo sólo tuvo una ráfaga ofensiva en los primeros minutos, cuando la defensa boquense era una invitación para el gol. Bobadilla, Díaz y Silvestre sentían la presión del público, que no aprovechó el Ciclón.

Inentendible la estrategia azulgrana: pobló el mediocampo de jugadores y jamás apretó al rival y, peor aún, dejó que Fernando Gago tome las riendas para abastecer a los peligrosos Palermo y Palacio, haciéndose un festival ante la apatía de la línea de tres, sobre todo por el costado de Bottinelli.

La zona media azulgrana se retrasó desordenadamente, dándoles espacios a los jugadores de Boca que, sin despeinarse, llegaban hasta la red sin necesitar la intervención de Saja, rendido de antemano en cada avance.

Cuando el visitante se puso 3 a 0 Ruggeri se sentó en el banco, dando muestras de resignación ante algo que ya parecía caótico para el Ciclón.

La segunda etapa, igual o peor que la primera, fue para sentenciar una actuación de terror. El equipo, salvo lapsos de Rivero, no tuvo actitud y careció de vergüenza. La gente mereció, mínimamente, otra entrega. El descuento de Hirsig tal vez ni para la estadística sirva.

Foto

La frustación de los 40.000 cuervos buscaba culpables y responsables. Los pasillos del estadio eran una furia. No había respuestas, sí interrogantes. San Lorenzo, aunque duela cuervos, fue humillado en su propia casa.

Hay derrotas que duelen mucho, como quedar afuera de la Libertadores con River en 1996; pero en ese caso se rescató la dignidad del equipo, cualidad humana que hoy no tuvieron los protagonistas que vistieron la azulgrana, pero que sí tuvo la gente desde las gradas. Se buscan justificativos para que el hincha sepa, al menos, porque fue defraudado esta tarde.

2 Comentarios

  1. jajaj, como cuervo(hincha de San Lorenzo), me duele en el alma admitir tremenda derrota, la verdad que deje de ver el partido cuando hicieron el 5, y a la noche en futbol de primera queria ver si ganaron 5 a 2 o 5 a 3 y me encontre con un 7 a 1, casi me muero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here