Informe sobre píldoras abortivas

En Latinoamérica se va extendiendo el uso de pastillas que según el Ministro de ¿Salud? de Argentina, no son abortivas. Publicamos un resumen con publicaciones de distintos países, incluidos Argentina, antes de la libre distribución de las mismas.

Muerte por aborto se vende en tabletas

MARZO 22, 2007 (EXCELSIOR).- Un medicamento, cuya sustancia activa es el misoprostol, patentado y vendido originalmente para curar úlceras gástricas severas, se está convirtiendo en el método más usado por las mujeres mexicanas que deciden interrumpir su embarazo induciéndose un aborto.

Es un arma de doble filo. A Patricia, casada y con dos hijos, el método cuya utilización está prohibida le funcionó y sin contratiempos logró interrumpir un embarazo de casi nueve semanas. Para Alejandra, en cambio, usarlo convirtió su decisión de no continuar gestando en un calvario de varias semanas. A Cristina una hemorragia la mandó al hospital.

La sustancia se comercializa en México en presentación vía oral, pero como método abortivo se coloca directamente en la vagina, provocando contracciones en los músculos lisos del útero y, como consecuencia, la expulsión de su contenido, acompañado de sangrado.

Aunque el misoprostol está clasificado por la Organización Mundial de la Salud como uno de los métodos más seguros para inducir un aborto, en los casos en que la legislación de cada país lo permite, la advertencia es clara: debe hacerse bajo estricta supervisión médica, ya que puede tener efectos secundarios que ponen en peligro la salud de las usuarias.

Pero en México ocurre justo lo contrario. Aunque su uso obstétrico no está autorizado por la Secretaría de Salud, puede conseguirse lo mismo en una farmacia que por Internet o como pastillas sueltas que se venden de mano a mano, en escuelas o mercados, y quienes lo utilizan no tienen control sobre la dosis que se debe utilizar ni supervisión médica.

La Guía de Aborto Seguro, publicada por la OMS en 2003, explica claramente que su uso debe combinarse con otra sustancia llamada mifepristone y que, sólo así, “ha demostrado ser altamente efectivo, seguro y aceptable para abortos en el primer trimestre, con tasas de eficacia de hasta el 98 por ciento”.

Sin embargo, también advierte que entre el 2 y 5 por ciento de quienes lo usan necesitarán de una intervención quirúrgica para resolver un aborto incompleto, terminar un embarazo cuando el medicamento no produce efectos o controlar un sangrado vaginal.

Sobre el uso de misoprostol sin combinarlo con mifepristone, que es como se está empleando en nuestro país, la OMS advierte que además de los riesgos ya descritos, su efectividad es inferior, el procedimiento tarda más, es más doloroso y con mayores efectos gastrointestinales colaterales.

SECRETO A VOCES

Organizaciones que defienden los derechos sexuales y reproductivos como Mex-Fam y la Coalición de Jóvenes por la Ciudadanía Sexual, advierten que en los últimos años el uso de misoprostol y otros medicamentos como la oxitocina, un inductor del parto inyectado, ha aumentado significativamente e incluso ha desplazado a los legrados practicados en la clandestinidad.

“Es como un secreto a voces mal contado, naturalmente no está normado cuántas se deben de tomar. Se toman cuatro, seis, ocho, es como una ruleta rusa; a algunas les hace efecto y a otras no les hace nada y toman más y más hasta que se causan una hemorragia”, explicó en entrevista Corina Martínez, coordinadora de Jóvenes por la Ciudadanía Sexual.

Así fue como Patricia resolvió el problema que le representaba el haber quedado embarazada de un hombre distinto a su marido. Cuando decidió abortar tenía ya dos meses y la ginecóloga a la que lo planteó se negó a practicar un legrado por considerarlo peligroso. Se enteró en Internet del misoprostol y después de buscarlas una semana, una farmacia se las consiguió bajo pedido.

“Me dirigí al baño de mi oficina y comencé a introducir las pastillas en mi vagina; regresé a mi asiento y no sentí dolor, sólo fue un sangrado y nada más, que duró 15 días”, relata.

Las organizaciones coinciden que aunque tratan de advertir de los peligros que conlleva la pastilla y otros métodos no seguros, como el aborto es ilegal en la mayoría de los casos, su margen de acción es muy limitado.

Maira Miranda coordina el Programa Gente Joven de la ONG Mex-Fam. Desde hace cinco años orienta a adolescentes y jóvenes que acuden a realizarse una prueba de embarazo a sus clínicas. La mayoría de ellas no tenía entre sus planes quedar embarazada; muchas lo aceptan con resignación y otras desde el primer momento o en alguna sesión posterior manifiestan su determinación de interrumpir el embarazo.

“Sabemos que pasa (abortos inducidos), cada vez con más frecuencia, pero desafortunadamente no tenemos armas para ayudarlas, lo que podemos hacer es remitirlas a páginas de Internet que ofrecen información segura, canalizarlas a organizaciones de más bajo perfil que a su vez las remitirán a otro, y así seguirán hasta dar con alguien que haya tenido la misma experiencia y les pueda recomendar algún método ya probado”, dijo.

ESTAFADAS

Por recomendación, Cristina acudió al mercado de Sonora en busca de zopacle, un té que, le dijeron, es abortivo. Terminaron vendiéndole en 600 pesos el té y una pastilla que introdujo en su vagina. Sangró durante 15 días y terminó en un hospital con una hemorragia. Los doctores dijeron que lo que había causado el aborto no era el té sino la pastilla, probablemente misoprostol.

Alejandra, estudiante de 21 años, no tuvo la misma suerte. Ella y su pareja decidieron interrumpir su embarazo en cuanto tuvo en sus manos las pruebas de laboratorio que lo confirmaban, entonces tenía cuatro semanas, pero le llevó más de cinco lograr su propósito.

Un ginecólogo le recomendó hacer uso del misoprostol vía oral y vaginal que él mismo le proporcionó a cambio de 850 pesos. “No sangré, tenía tres días tomando pastillas pero no pasaba nada, volví al doctor el cuarto día para que me colocara las pastillas vaginalmente a profundidad mayor a la primera vez, empecé a sangrar, pero muy poco”, explica.

De acuerdo con su relato consumió 40 pastillas durante tres semanas sin ningún resultado. Al cambiar de médico le explicaron que un quiste en su útero estaba produciendo una hormona que anula el efecto del medicamento.

“Para entonces ya tenía siete semanas de embarazo. Dos semanas después le fue practicado un legrado. Me di cuenta de que el aborto es algo muy común; las pastillas que usé las venden sueltas hasta en 40 pesos y al buscar un doctor para realizar el procedimiento encontramos dos opciones en menos de 24 horas. Afortunadamente pude contarme entre las personas que pueden pagar un procedimiento seguro y encuentran un médico y no un carnicero”, contó.

EN OBSERVACIÓN

Si te has practicado un aborto, en los siguientes días debes cuidar que no se presenten señales de peligro, tales como:

Fiebre, escalofríos, dolores musculares, dolor abdominal o pélvico.

Cólicos o dolor de espalda o sensibilidad en el abdomen, cansancio, debilidad o letargo.

Hemorragias prolongadas o flujo vaginal con mal olor.

Demora en la reanudación de los periodos menstruales.

Si se presentan cualquiera de estos síntomas, debes acudir a un centro de salud inmediatamente.

EN ALERTA

Buscar un lugar seguro para tener un aborto significa que debes descartar métodos tales como tés, hierbas, masajes, inyecciones, sondas, caídas u otros que no estén bajo vigilancia médica. La mayor parte de las drogas y preparados que se conocen como abortivos no producen un aborto seguro y con frecuencia provocan intoxicación.

Los abortos “caseros” o realizados por personas no capacitadas pueden ser baratos, pero son muy riesgosos.

Fuente: Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE).

**********

Método abortivo más extendido entre las jóvenes bogotanas es una droga para la úlcera

Un frasco de 28 pastillas de Cytotec se consigue en una droguería por 117.000 pesos. Pero los intermediarios las venden por unidades (normalmente cuatro) a razón de 15 ó 20 mil pesos por cada pastilla. Aunque no hay cifras exactas sobre los abortos provocados con Cytotec, un estudio de la Universidad Externado de Colombia indica que al año se realizan 450 mil abortos ilegales en el país.

Así lo afirma Libia Patricia Gómez, vicepresidenta de la Sociedad Bogotana de Ginecología y Obstetricia, quien destaca: “Es difícil llevar una estadística, porque las mujeres llegan a la clínica con el sangrado, asegurando que es un aborto natural, cuando en realidad se lo han provocado con esa droga”.

Y agrega: “Lo que la gente desconoce es que los riesgos de usarla sin supervisión médica son muy altos, pues por su potente capacidad de dilatar el músculo del útero, puede generar sangrados abundantes que pueden llegar a poner en riesgo la vida. Y en las pacientes que tienen embarazos de más de 12 semanas, puede causar hasta ruptura uterina”.

De controlado, a venta libre

El Misoprostol, componente del Cytotec, entró desde el 2005 a la lista de los medicamentos de control del Ministerio de Protección Social. Desde entonces, la fórmula médica se volvió un requisito indispensable para poder comprar esta droga y los farmaceutas quedaron obligados a llevar un inventario de las personas a quienes se la vendían.

Además, la Secretaría Distrital de Salud implementó un plan de visitas para supervisar que ese control se cumpliera. En el 2006, esa entidad realizó 3.682 operativos en todo Bogotá y se cerraron 10 droguerías por venta ilegal de varios medicamentos, entre los cuales estaba el Cytotec.

Pero a pesar de los controles, este conocido abortivo no es difícil de conseguir.

En un recorrido, EL TIEMPO pudo comprobar que el acceso a estas pastillas es sencillo, sobre todo en el sector de Teusaquillo, donde en tres sitios distintos de ´ecografías´ y ´pruebas de embarazo´ ofrecen Cytotec abiertamente.

Paralelamente, en varias droguerías o se vende directamente o se indica dónde se puede conseguir. “En droguerías grandes no se lo van a vender, pero váyase a las droguería de barrio del Restrepo o de Kennedy, que allá seguro lo consigue”, dijo el empleado de una droguería del centro.

Esta práctica ya cobro una vida

El uso de esta pastilla como abortivo puede llegar a ser mortal. En agosto del 2006, las autoridades conocieron el caso de una joven de 18 años, y con más de cuatro meses de embarazo, que murió por usar Cytotec para interrumpir su embarazo.

Después de tres días de abundante sangrado y dolor abdominal, la joven fue internada en el Hospital de Suba. Pero dada la gravedad de su estado, tuvo que ser trasladada al Hospital de Engativá, donde finalmente murió.

Hoy, los empleados de la droguería de Suba que le vendieron las pastillas son investigados por homicidio.

Ante este panorama, es difícil entender las razones que llevaron al Ministerio de Protección Social a excluir, desde hace nueve meses, el Misoprostol de la lista de medicamentos bajo control, pues su uso como abortivo representa un riesgo muy alto para la salud de miles de mujeres.

Como explica la doctora Gómez: “Algunos bárbaros -intermediarios o empleados de droguerías-, les dan unas dosis altísimas. Yo tuve una paciente a la que le dieron 12 pastillas. Y las ´chinas´ no saben el riesgo que corren al tomar esta droga sin supervisión médica”.

Se venden hasta por Internet

Las pastillas de Cytotec pueden conseguirse incluso por Internet, en donde hay toda clase de anuncios ofreciendo esta droga.

EL TIEMPO escribió a uno de los correos sugeridos y dio con una persona que desde Viña del Mar, en Chile, vende y distribuye Cytotec en toda América Latina.

A vuelta de correo electrónico este ´dealer´ del Cytotec envía una presentación muy detallada sobre la forma como deben usarse estas pastillas para provocar un aborto.

Cuatro pastillas cuestan 200 mil pesos colombianos. Y este vendedor por Internet ofrece hasta un número telefónico para atender las dudas de sus clientes.

En Colombia, el aborto solo se permite cuando está en peligro la vida de la madre; exista una malformación del feto que haga inviable su vida, o cuando el embarazo sea producto de una violación.

Así de fácil

“Le voy a entregar cuatro pepas. Se toma dos oralmente y las otras dos se las mete por donde usted ya sabe”, dice Roberto, de un centro de ecografías de Teusaquillo que vende pastillas para abortar.

“Le va a doler el estómago. Es normal. Pero estas pastillitas le van a servir tanto, que después me va a llamar para que se las venda a todas sus amigas”.

La ´consulta´ de realiza en pleno andén de la calle 35 con Av. Caracas, muy cerca de Profamilia.

“Tiene que metérselas de forma que queden ubicadas en la entrada del útero. A las tres horas debe empezar a sangrar. Pero recuerde: yo no hago esto con frecuencia, solo lo hago porque quiero ayudarla”, dice antes de entregar las cuatro pastillas blancas y hexagonales por las que inicialmente cobra 80 mil pesos. Finalmente las rebaja a 50 mil, y tras unos últimos consejos, entrega el Cytotec.

POR ESTEFANÍA COLMENARES
Redactora de EL TIEMPO

*******************

Misoprostol es el método más utilizado para abortar por las uruguayas

Es lo menos riesgoso según los médicos

Los técnicos del Pereira Rossell informan a las usuarias con firme voluntad de abortar que el método menos riesgoso es el uso del misoprostol. Este fármaco es el que utilizaron el 88% de las mujeres que consultaron en ese centro.

Desde el año 2004, 465 mujeres hicieron una consulta pre-aborto en la policlínica de asesoramiento del hospital Pereira Rossell. El 88% interrumpió el embarazo y sólo un 4% resolvió no abortar, según un libro publicado por la organización Iniciativas Sanitarias Contra el Aborto Provocado en Condiciones de Riesgo (Iscapcr).

****************

Argentina: hay un aborto seguro

Por Bárbara Gill

Siempre que el embarazo no llegue a los tres meses, un comprimido de Misoprostol por vía vaginal puede interrumpirlo. Antes de proferir excesivos hurras: hay varias dificultades. A saber:
Un médico tiene que verificar si el aborto se ha realizado –completa o parcialmente-, porque puede haber hemorragia, pero el embarazo sigue adelante y hay un serio riesgo de malformaciones fetales.
El costo del medicamento, que en la Argentina es de $169,59, lo deja bastante fuera del alcance de las pobres.
La reticencia de algunos farmacéuticos a venderlo para no verse involucrados en caso de que “los del hospital se pongan pesados” y acosen a la mujer con preguntas de toda clase.

La falta de información confiable

El uso del Misoprostol para interrumpir el embarazo se conoce hace varios años, pero circula de boca en boca y las indicaciones son incompletas o incorrectas, al punto de que ha habido más de un caso en que la mujer se colocó “por las dudas” hasta diez o más comprimidos provocándose atroces hemorragias, o se las tomó por vía oral –sin ningún resultado-.

La droga Misoprostol se comercializa en la Argentina bajo el nombre Oxaprost, del Laboratorio Beta, con 16 comprimidos orales por caja. La indicación es: enfermedad ulcerosa gastroduodenal; profilaxis en la úlcera gástrica por uso de antiinflamatorios no esteroides del estilo de la aspirina y el piroxicam. Requiere receta, pero común, no de las especiales con copia que se archivan.
La acción de la droga por vía vaginal es la interrupción de la llegada de la sangre al útero y, por lo tanto, del alimento que el embrión necesita para crecer.
Su uso para abortar es mucho más seguro que cualquier otra práctica más o menos precaria o casera, porque no acarrea ningún riesgo de infección, pero obliga a la mujer a ponerse en evidencia en el hospital, adonde tiene que concurrir para verificar que el embarazo se haya interrumpido efectivamente. Y en la mayoría de los hospitales es maltratada y hasta agredida por esta causa.

Por lo tanto, son varios los factores que alejan a las mujeres argentinas de un aborto seguro, pero, indudablemente, la prohibición del Misoprostol sería una de las peores, pero conociendo el paño, bastante posible. Baste recordar que a fines del siglo XIX y principios del XX la morfina, cocaína y opio eran recetados por médicos, que también controlaban sus dosis y efectos, pero cuando por causas “morales” se prohibieron, dieron lugar a toda clase de horrores, y también a magníficos negocios… y la penalización del aborto genera lo mismo: horrores para las mujeres y mucho dinero para los aborteros.

El sentido común indicaría que en primera instancia, los farmacéuticos pudieran dar la información correcta sobre el uso del Misoprostol, ya que ellos suelen ser los primeros consultados por las mujeres, sobre todo por las adolescentes. Sin embargo, una buena parte de estos profesionales no tiene una idea exacta sobre el tema y, o arriesgan una “chantada”, o se niegan a vender. Sería muy bienvenido que los Colegios de Farmacéuticos, aún bajo algún pretexto hipócrita, proveyeran a sus colegas de los elementos correctos. Sería un aporte a la salud de todas.

El Hombre Gris

98 Comments

  1. moni

    Miércoles, 31, diciembre, 2008 at 12:58 pm

    bueo mi caso es casi al mismo de romi…va yo estoi de 4 semans,y mi novio tmb se borrroo…
    y nose q hacer soi todabia una nena tengo 17…
    =(
    ayudenme!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
  2. vanexx

    Lunes, 5, enero, 2009 at 10:32 am

    no sos una nena kerida…
    y si te kedaste embarazada es xk no fuiste gesponsable y no te cuidaste.. es obvio k si no te cuidas podes embarazarte eso no lo pensaste antes???
    ahora ya es tarde…
    xk en tu pansa tenes un bb y es tu hijo… pensa en eso antes de pensar en kitale la vida a una criatura inocente…
  3. Anonimo

    Jueves, 22, enero, 2009 at 3:52 pm

    Gente: He pasado por lo mismo y mi recomendacion es que hagan un llamado a la conciencia, yo pase por lo mismo con mi novia y no hay un solo segundo que no me arrepienta y pida perdon por lo que hize, sabes? no es dificil matar a alguin solo tiras del gatillo y listo (en este caso la colocoacion de las pastillas), lo dificil es vivir con eso. Mi consejo es que busques ayuda, consejos y apollo a la gente que realemente le importas y protejas a esa criatura con tu vida. Podes ser mejor que yo… Y creeme si lo haces es algo que te va a seguir por el resto de tu vida.

    Saludos y suerte

  4. JESICA

    Viernes, 27, febrero, 2009 at 1:39 pm

    Mi caso es q soy inrregular y estoy embarazada…no estoy en pareja con el padre de mi bebe pero entre los dos tomamos la decicion de interrumpir el embarazo…
    Yo la verdad no quiero hacer esto…pero lo tengo q hacer.
    Tengo 17 años casi 18 y termine todos mis estudios y ahora estoy x ingresar a la escuela de oficiales de la policia y yo no queria esto para mi bebe…
    La verdad no lo quiero hacer pero asi sin trabajo y sin nada no puedo darle nada a mi bebe yo no quiero eso para él yo quiero que el tenga su hogar,su padre ya toda una vida armada para el…como desea toda madre para su hijo y la verdad q tanto a mi como al padre de mi bebe nos duele tener que hacer esto pero no lo hacemos x nosotros,ni el porque diran,ni nada x el estilo…solo lo hacemos xq no tenemos ningun futuro para el estando asi… yo con 17 años y sin trabajo y el con 22 años y con nada seguro.
    Entiendo a todas esas chicas q estan decesperadas o q estuviero xq yo estoy pasando x lo mismo…pero creeanme q de todo esto aprendi mucho.
    Refleccionen!!!!!!!
    perdon =(
  5. pablo -loquillo

    Jueves, 5, marzo, 2009 at 4:42 pm

    es muy dificil por loque estan pasando pero es ahora el momento de pensar para adelante y replantearse su vida con una personita SU BEBE hay que dejar de decir soy una nena o no tengo trabajo hay que pechar para adelante sea como sea, las buena deciciones la vida te las reconpensa con el tiempo SI A LA VIDA no ala muerte de seres indefensos te aseguro que todos los que te quieren te van a ayudar de mil maneras
  6. vanesa

    Lunes, 23, marzo, 2009 at 6:21 pm

    hola, le hago una consulta? hace 40 dias hice el tratamiento, me hice la ecografia y salio bien pero continuo con un pequeño sangrado. quisiera saber si es normal y hasta cuanto podria llegar a durar?. gracias
  7. natalia

    Martes, 14, abril, 2009 at 3:49 pm

    hola vanesa quedate tranquila que el sangrado puede durar hasta un mes.
  8. natalia0909

    Sábado, 9, mayo, 2009 at 2:16 am

    no entiendo porque no usan un metodo anticonceptivo…habiendo tantos en el mercado!no se cuidan y despues no saben que hacer. haganse cargo de los hechos. y eso de tener relaciones y que el hombre eyacule afuera es lo mas hipocrita que oi. eso no funciona,ni tampoco el metodo de cuidarse en los dias fertiles.cuidense y les aseguro que no va a haber bebes no deseados

Sumate a nuestros perfiles sociales

Sumate a nuestros perfiles sociales